Sobre el acto de sustitución en la cruz

El amor de Cristoi gobierna nuestras vidas desde que sabemos que uno murió por todos y que, por consiguiente, todos han muerto.Y Cristo murió por todos, para que los que viven no vivan ya para sí sino para él, que murió y resucitó por ellos.

(2a Corintios 5:14-15)

Como nosotros éramos incapaces de salvarnos, Cristo, en el momento oportuno, murió por los malos.

(Romanos 5:6)

Volver

2012. Custom text here
Download Joomla Templates